En primer lugar hay que definir que es un ensayo, y este es una redacción que se escribe en prosa, el cual busca analizar, explorar o valorar un asunto determinado. Es relativamente breve y en él se encuentra una reflexión subjetiva. Entre sus principales características destacan las siguientes:

  • Ser un escrito formal y sustentado, que simplifica y condensa un tema determinado.
  • Por otro lado, debe contar con argumentos respecto al tema hechos por el autor.
  • También, es de carácter obligatorio que esté debidamente argumentado y fundamentado.

Hoy en día se usa ampliamente en el ámbito educativo, ya que sirve para mejorar las habilidades de escritura y formación académica. Además, permite evaluar el conocimiento de los aprendices, llegando a ser usado como un método preliminar para acceso a ciertas universidades.


¿Cómo iniciar un Ensayo?

Lo primero es decidir el tipo de lógica que se va a aplicar, ya que en base a dicha lógica, se organizarán las ideas y pensamientos. Teniendo en consideración el área de saber y tipo de ensayo, se puede elegir entre la lógica inductiva o lógica deductiva.

  • La lógica inductiva se realiza entregando en su inicio ejemplos concretos, para más adelante en el escrito inducir cierto tipo de afirmaciones generales. Del mismo modo que es importante la elección y el planteamiento de ejemplos. También es de gran importancia dejar una explicación entendible al final del ensayo. En esta modalidad se consigue un razonamiento activo por parte del lector, llegando a ser ideal para persuadir y ser convincente.
  • Por otro lado, la lógica deductiva se empieza con afirmaciones generales, y a medida que se avanza en el escrito se van concretando dichas afirmaciones. En este formato se debe tener precisión, y realizar transición gradual en donde se use la lógica y la argumentación como medio de llegar al final. Aplicando esta lógica se logra aceptación de las conclusiones de una mejor forma, siempre y cuando el lector esté de acuerdo con las afirmaciones generales y los argumentos.


¿Cuáles son los tipos de ensayos?

Los ensayos cuentan con diversas clasificaciones, sin embargo se pueden definir en dos grandes grupos:

  • Primero están los ensayos que se enfocan en su fondo, es decir, es decir en lo que el redactor dice o el contenido del ensayo. En esta clasificación se encuentran los ensayos de temas históricos, críticos literarios, filosóficos, sociológicos, entre otros.
  • En el otro grupo están los ensayos que se enfatizan en su forma, es decir, en cómo el redactor aborda y trata el tema. Aquí encontramos ensayos del tipo informativo, críticos, irónicos, confesionales, entre otros.

No obstante, también se catalogan de forma individual, en donde se encuentran diversos ensayos, como lo son los ensayos de tipo:

  • Académico
  • Literario
  • Crítico
  • Argumentativo
  • Expositivo
  • Científico
  • Sociológico
  • Filosófico
  • Poético
  • Histórico
  • Entre otros


¿Cómo está estructurado un Ensayo?

La estructura de un ensayo en realidad es altamente modificable, esto debido a que cada ensayo tiene una redacción, punto de vista, abordaje personal. Y sumado que el ensayo en sí, es un texto que busca explorar un tema y persuadir al lector, da como resultado una comodidad al ensayista.

Sin embargo por temas didácticos y facilidad en la aplicación se divide en 3 partes: introducción, desarrollo y conclusión.

  • Introducción

Como su nombre lo indica es la parte introductoria del ensayo, con una extensión máxima de 6 líneas o también puede ser la décima parte de la totalidad del ensayo. La introducción es la parte más importante, puesto que aquí se plantea el tema o la tesis, el objetivo del ensayo, contenido, subtemas y criterios que se aplicarán en el escrito. Además, es la parte que debe cautivar al lector, persuadirlo y motivarlo a que continúe con su lectura.

La introducción, en breves rasgos, cumple dos funciones, la primera es captar la atención del lector y la segunda es servir de abridor para el desarrollo. Su importancia reside en que si se plantea o redacta mal no llamará la atención del público y tampoco se vinculará, complementará o desarrollará en el resto del ensayo.

Por lo general se planea una hipótesis en el caso de ensayos científicos, en donde se refleja el conocimiento, reflexiones y experiencia en el tema. En dicha hipótesis se presenta la solución del problema para luego ser defendida y argumentada en el desarrollo.

Cada tipo de ensayo contiene ciertas similitudes respecto a cómo se aborda el tema, sin embargo el punto clave es que funciona de abridor y enganchador del tema, y se puede usar la logística que el ensayista considere mejor para su escrito.

  • Desarrollo

Abarca, porcentualmente hablando, un 75% del ensayo, el cual consta de un resumen de la información recabada y los argumentos propios del redactor. En el desarrollo se expone y analiza el tema y se sustenta con información de fuentes fidedignas y confiables, obtenidas en libros, revistas científicas, internet, entrevistas, etc. Así, se explora y profundiza temas que fundamentan la hipótesis o teoría.

  • Conclusión

Cubre los otros 15% del ensayo y cumple la función de culminar el tema tratado en el ensayo. Esto lo realiza el ensayista a través de plasmar sus ideas y/u opiniones, para sugerir soluciones y cerrar las ideas de los temas tratados.

En otros palabras, la conclusión se parece a la introducción, puesto que se basa en la tesis planteada anteriormente, pero esta vez, se analiza a profundidad dicha tesis, con los planteamientos expresados en el desarrollo.

Consejos para realizar un buen ensayo

  • Para realizar un ensayo de calidad que cuente con cohesión y coherencia, hace falta realizar la respectiva investigación previa. De este modo, podrá entender, saber e ilustrarse mucho más del tema a tratar. Esto ayudará a mejorar su enfoque, con un lenguaje acorde a la temática que permita plantear las ideas del escritor y persuadir al lector.
  • Una vez realizada la investigación del tema y estando suficientemente informado, se puede apoyar de borradores o esquemas iniciales. Esto ayudará a desglosar el tema de forma cronológica, didáctica  y convincente y logrará tener una mejor redacción en cada parte del ensayo.
  • Se aconseja usar palabras de transición o de enlace para lograr una progresión gradual a lo largo del escrito.
  • Por último, realice una revisión ortográfica, gramatical y de organización para poder dar por terminado dicho ensayo.

Artículos relacionados:

Fuentes y Créditos:

Wikipedia (s.f.). Ensayo. Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Ensayo

La entrada Tipos de Ensayos y sus Partes se publicó primero en Educar Plus.