En la historia de Cuenca existieron diversos intentos de obtener la libertad, pero algunos fallaron rotundamente. Sin embargo, el inicio de la independencia de Cuenca toma lugar el 3 de noviembre de 1820. Cuando los cuencanos se sintieron motivados al ver los hechos del 9 de octubre de 1820, que fue la conocida independencia de Guayaquil.

Historia de la Independencia de Cuenca

Esta historia inicia con el pueblo cuencano encabezado por Tomás Ordóñez, José Sevilla y el clérigo Juan María Ormaza. Los cuales planificaron un levantamiento, mismo que se enfrentarían a las autoridades españolas para proclamar su libertad.

El primer intento fue realizado por el teniente de infantería Tomás Ordoñez, el cual falló con el grupo de patriotas que había juntado, mismo que fue reprimido en la Plaza Central. Por consiguiente buscaron hablar con el gobernador de Cuenca, el señor Antonio Díaz Cruzado, al escuchar su determinación de independizarse al igual que Guayaquil, accedió a apoyarlos. Pero antes de poder realizar cualquier acción se descubrió su plan y no pudo llevarse a cabo. Este acontecimiento termina con Díaz detenido y llevado preso a Quito.


En su lugar llegó el alcalde constitucional José María Vásquez de Noboa. Lo que los españoles no sabían era que Vásquez era jefe de los patriotas, porque pudieron realizar un plan. Este plan consistía en desarmar a la escolta militar y obtener las armas. Lo que no se conocía era que los españoles sospechaban que planeaban algún tipo de revuelta. Por consiguiente, distribuyeron a una menor cantidad de militares en las calles y concentraron la mayor cantidad de hombres y armas en el cuartel.

El detonador de este plan era la Vásquez, que al momento de mandar a publicar unas reales órdenes españolas, se encontraría acompañado de la escolta militar. Este sería el momento cuando por segunda vez el pueblo cuencano comandado por Ordónez armarían un complot. Como resultado lograrían desarmar a la escolta militar que se encontraba en las calles. Pero con las pocas armas que lograron obtener, decidieron atrincherarse en la Plaza de San Sebastián junto al resto del pueblo cuencano fervientes en su búsqueda de libertad e independencia.


En contraparte de estas acciones del pueblo cuencano, los españoles deciden ahora si liberar el resto de las tropas a la Plaza Central. Mientras que los patriotas se desplegaron a un lugar estratégico que les permitiría una mejor visibilidad y recibir los refuerzos. En el proceso se les unieron los sacerdotes José Peñafiel y Juan María Ormaza.

Fue una riña que duró una hora, y no fue hasta el 4 de noviembre que llegaron los refuerzos traídos por el sacerdote Javier Loyola. Quien traía ayuda de lugares cercanos, y con ellos traían picos, palos, lanzas y piedras. Con las que sometieron a los militares españoles hasta que se les ordenó rendirse y estos entregaron sus armas.

Y fue así como proclamaron su independencia y libertad. Para luego el 8 de noviembre elaborar lo que posteriormente se llamará Constitución Política Cuencana de 1820. Y con ello se denominaron la República de Cuenca.


La Represión Española y la Verdadera Independencia

Ciertamente para este punto los cuencanos consideraron haber logrado la libertad y la independencia. Pero la alegría les duró hasta el 20 de diciembre de 1820. Cuando el coronel Francisco González se sobrepuso a los patriotas con 600 soldados experimentados y bien armados. Como consecuencia de ello, los patriotas inexpertos y con poco armamento fueron derrotados. Dejando a cerca de 200 cadáveres en el campo de batalla y logrando el ingreso a cuenca y derrocar a la República de Cuenca.

La represión duro poco más de un año hasta que el 21 de febrero de 1822 el general Antonio José de Sucre hace su entrada triunfal. La cual fue avistada por las tropas reales, por lo tanto el coronel Carlos Tolrá ordenó la retirada y abandono de la ciudad, escapando a Riobamba.

Pero no fue hasta el 24 de mayo de 1822 en la batalla del Pichincha que se logró la independencia real. Liberando todo el territorio de la Real Audiencia de Quito, actual Ecuador. En dicha batalla participó el cuencano Abdón Calderón, mismo que a pesar de sus heridas luchó fervientemente. Para luego fallecer días después en el hospital de Quito. Su acto fue tan heroico que Simón Bolívar le otorgó un ascenso de rango, y dejando su nombre en alto como un héroe a nivel nacional.

La Ciudad de Cuenca en la Actualidad

independencia de cuenca caracteristicas
independencia de cuenca personajes
independencia de cuenca
causas de la independencia de cuenca
independencia de cuenca
independencia de guayaquil

Santa Ana de los cuatro Ríos de Cuenca es el nombre oficial de la actual ciudad de Cuenca. Su nombre oficial radica en que se encuentra atravesado por los ríos Tomebamba, Tarqui, Yanuncay y Machángara. Esta ciudad es la capital de la provincia de Azuay y se encuentra en la región interandina del Ecuador. Además constituye una de las urbes más grandes y pobladas del Ecuador.

A nivel cultural tiene un gran peso, llegando a ser llamada “Atenas de Ecuador”. Esto debido a su arquitectura, diversidad cultural, así como también por sus aportes en las artes, ciencias y letras ecuatorianas.

Además ya que a lo largo del siglo XX mantuvo un crecimiento, y fomento de la educación y cultura. Consiguió que su Centro Histórico de la ciudad fuese declarado como “Patrimonio Cultural de la Humanidad” por la UNESCO el 1 de diciembre de 1999. En el cual se encuentra vestigios históricos como sus construcciones con arquitectura colonial y republicana con influencia española y francesa, museos e iglesias antiguas como la Catedral de la Inmaculada Concepción.

Artículos relacionados

Fuente

Wikipedia (s.f.). Cuenca. Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Cuenca_(Ecuador)

La entrada Independencia de Cuenca 【 3 de noviembre 】 se publicó primero en Educar Plus.